lunes, 4 de abril de 2016

Aretha Franklin: el pastel de melocotón de Lady Soul


Mucho se ha escrito sobre la inigualable Aretha Franklin (Aretha Louis Franklin, Memphis, Tenessee, 25 de marzo de 1942). Ella ha sido, es, y será una de las principales referencias en muchos géneros musicales y una inspiración para millones de fans en todo el mundo.


No es sólo la cantante de soul femenina más importante de los años 60, sino que es una de las voces más influyentes e importantes de la historia de la música popular. Aretha Franklin fusiona las brillantes armonías de la música gospel con la que creció con la sensualidad del Rhythm and Blues, la innovación del jazz, y la precisión del pop. Su asombrosa racha de éxitos a finales de los 60, tales como "Respect," "I Never Loved a Man," "Chain of Fools," "Baby I Love You," "I Say a Little Prayer," "Think," "The House That Jack Built” y muchas otras, hizo que alcanzase la cima de la fama en 1967, ganándose los sobrenombres de “Lady Soul” y “Queen of Soul”. Consiguió vender más de una docena de millones de singles, y desde entonces ha grabado 20 números uno de los éxitos del R&B. Esta fama la aprovechó Aretha para convertirse en una de las abanderadas de la lucha por los derechos raciales en Estados Unidos, trabajando también por la liberación femenina.

Se acercó a la corriente principal del pop con un éxito irregular en los años 70, pero fue a finales de los años 80 cuando experimentó un resurgimiento en popularidad, y continuó grabando en un estilo menos extático, tal vez más maduro. Fue en 1987 cuando se convirtió en la primera mujer de la historia en entrar en el “Rock and Roll Hall of Fame”. Ya en los 90 volvió a volcarse en el que fue el estilo que la encumbró, el soul, abundando en sus constantes temáticas: la religión y la condición femenina.


A lo largo de los más de cincuenta años de su incansable carrera, Aretha Franklin ha visto publicados unos sesenta trabajos y recibido incontables galardones y reconocimientos. Entre ellos destacan sus 17 Grammys, el puesto #9 en la lista de los "100 Mejores Artistas de todos los tiempos" de la revista Rolling Stone, el ser nombrada por esa misma revista la "Mejor Cantante de todos los tiempos" y el hecho de haber sido la primera mujer negra en aparecer en la portada de la revista Time.

Aretha, fue además de todo lo contado, una amante de la cocina. En la biografía de la artista escrita por Mark Bego se puede leer algo sobre esta otra pasión:

Usando su término favorito para cocinar, Aretha admite: " Sí, me gusta hacer un poco de "switchin" en la cocina. Es relajante y creativo. Tengo mis propias especialidades - pudín de plátano, pastel de melocotón, helados caseros ,costillas asadas, quiche y pastel de carne. Y hemos ido cultivando nuestras propias verduras frescas en el jardín. He estado aprendiendo el arte de la cocina francesa y ya he preparado algunos platos de cocina indonesia - así que no lo estoy haciendo mal. Hago de todo : New Orleans Gumbo, verduras, las costillas y una estupenda salsa barbacoa para acompañarlas".

"No podía soportar la idea de negarme a mí misma durante toda mi vida toda la buena comida que me gusta comer, sólo para mantener una figura delgada, como la de un pájaro. Me encanta comer pollo frito, verduras, "soul food". Y me gusta el banana split con un montón de helado. Parece que todo lo que me gusta engorda. Yo no quiero volver a estar tan delgada como llegué a estar hace unos años. Fue estupendo desde algunos puntos de vista - como ir a las tiendas de vestir y comprar exactamente lo que quería del escaparate - pero no estaba conforme con mi peso. Sin embargo, ahora estoy en el otro lado, y no quiero perder ni un sólo gramo".

"Recuerdo una vez cuando aparecí en los NAACP Image Awards en Hollywood", recuerda Franklin. "Yo pesaba poco o nada! Pero me sentía débil, irritable. Yo nunca voy a volver a ese peso de nuevo en mi vida. Un día puedo no comer nada. Luego, al día siguiente me siento como un verdugo de calorías - medio pomelo, un par de huevos , unas tostadas de salvado. Las dietas de hambre son un pecado, y mortal".

Desde mediados de la década de 1970, Aretha ha estado hablando acerca de escribir su propio libro de cocina, al que titularía "Switchin' in the Kithen". Según Dennis Fine "el libro de cocina de Aretha Franklin podría ser interesante. Tratamos de hablar con ella para que lo hiciera cuando estábamos en la discográfica Arista, pensamos que sería divertido. Pero entonces Clive no creía que fuera una buena idea. Creo que él no quería que se siguiera llamando la atención al peso de Aretha. Él es muy exigente en esas cosas".


-----------"Aretha Franklin: The Queen of Soul", Mark Bego [St. Martin's:New York] 1989 (p. 191-193) -----------------

En ese mismo libro se recogen algunas de las recetas que Aretha disfrutaba preparando en ocasiones especiales, como es la que os ofrecemos a continuación.

Pastel de melocotón de Aretha Franklin


Ingredientes (para 6-8 personas):

• 1,5kg de melocotón en rodajas (si es posible, Melocotón de Calanda)
• 2 barras de mantequilla , sin sal, 1 de ellas cortada en trozos pequeños
• 225g de azúcar , y otro 50 g aparte
• 1/2 cucharadita de canela en polvo
• 1 pizca de nuez moscada rallada
• 50g de pan rallado
• 2 planchas de masa quebrada
• 30g de harina


Preparación:

Precalentar el horno a 180ºC.

En una cacerola grande, añadir los melocotones, 1 barra de mantequilla , 225g de azúcar , la canela y la nuez moscada y cocinar a fuego lento . Añadir el pan rallado y remover.

Preparar la masa quebrada. Vamos a emplear una para la parte inferior del pastel y otra para la parte superior.

Untar un molde redondo de unos 25 cm de diámetro con un poco de mantequilla y colocar una de las masas quebradas en el mismo. Colocar unas cuantas virutas de mantequilla, así como una capa de azúcar en la corteza inferior. Verter la mezcla del melocotón en el molde, sobre la masa quebrada. Cortar la otra masa quebrada (la superior) en tiras y colocarla cubriendo el pastel formando un enrejado. Colocar 3-4 virutas de mantequilla sobre el pastel y un poco de azúcar y hornear durante 25-30 minutos o hasta que la corteza esté de color marrón y los melocotones estén burbujeantes.


Si prefieres un pastel más jugoso, basta con reducir la cantidad de pan rallado a 25g.

Aretha recomienda tomarlo acompañado de un poco de helado de vainilla, y nosotros además recomendamos hacerlo con uno de sus grandes éxitos de fondo, como el mítico "One Step Ahead"...


Lee nuestra reseña sobre el Melocotón de Calanda
Visita la página web oficial de la denominación de origen "Melocotón de Calanda"


jueves, 28 de enero de 2016

Metal, Cheese And Beers / Gastrofestival 2016


Dentro del marco del Gastrofestival 2016 que se celebra estos días en Madrid tiene lugar este evento gastro-musical en la sala polivalente del Centro Cultural Conde Duque.


Esta experiencia tiene como objeto el transmitir por medio de los sentidos e identificándolo con el paso de las estaciones, la esencia de un producto cuya razón de ser se basa en la estacionalidad y cambios de la materia prima: el queso artesano. Así, se ofrecen cuatro platos diseñados por el chef Miguel Ángel de la Cruz (Estrella Michelín en su restaurante La Botica, en Matapozuelos, Valladolid) en los que diferentes quesos son los protagonistas, siendo cada uno representativo de una estación concreta del año.


La actividad se divide en cuatro actos que representan las cuatro estaciones del año. Jardin De La Croix marca el hilo musical, siendo cada una de las melodías representativa de cada estación, y habiendo sido diseñadas para hablar musicalmente tanto de cada periodo del año como del plato que se está consumiendo en cada estación. Una cerveza Alhambra Reserva 1925 es servida a los comensales al comienzo de la primera y de la tercera estación.

Destacar el plato de la estación del invierno, elaborado con un delicioso queso azul de la Quesería Calaveruela del Valle del Guadiato (Córdoba) suavizado con una crema de membrillo con nueces.

En resumen, una experiencia muy recomendada por La Cocina Sonora.

Fechas: 29 y 30 de Enero de 2.016
Lugar: Sala Polivalente / Centro Cultural Conde Duque - Madrid